We Are FAir

Tras nuestra primera experiencia en Art&Breakfast en su primera edición, seguimos apostando por el buen trabajo de Factoria Arte y Desarrollo, sumándonos en este caso en  We Are Fair.

En este caso podréis encontrarnos en la habitación 110 del Hotel Exe Central en Madrid.

Nos acompañan dos artistas con proyectos que generan un contrapunto en el discurso expositivo por un lado Begoña Muñoz con su proyecto serie electrográfica WE ARE ART y Matilde Gómez Osuna GM con su propuesta Némesis Matilde Gómez GM.

El sábado a las 2o:00h en llevará a cabo  la accion performatica “Monto”

La instalación performativa “Monto”, ideada y realizada por los artistas y accionistas Fidel Darias, Helena Méndez y Miguel Molina, provenientes del mundo de las artes de acción, la instalación, la fotografía y el teatro, plantea una propuesta que aúna estas disciplinas para presentar un escenario en el que lo sutil y lo informe se dan la mano para construir en directo y frente al ojo del público asistente una acción a partir de las infinitas posibilidades del cuerpo sostenidas por el revulsivo de lo imprevisto, la sorpresa, lo inesperado.

Una escena para ser fotografiada; una escena para la imaginación: algo sucede bajo las sábanas: lo sutil alienta a plantear nuevas topografías corporales. Un todo amorfo, inespecífico, entre lo pleno y lo vacío. Una indagación expresiva sin presupuestos que se ofrece al público/intérprete.

La habitación de un hotel como escenario, la cama como marco y las sábanas como película a través de la cual se generarán pequeños paisajes, modulaciones móviles protagonizadas por cuerpos. Configuraciones plásticas que pondrán a prueba la imaginación, la potencia ficcional del espectador.

Habitación de hotel, lugar de paso, no-lugar en el que múltiples historias se tocan sin llegar a cristalizar en relato; cuerpos como pinceles que delinean un mapa de cuerpos; la retina del espectador como lienzo donde se dibujan formas inconcretas, sospechadas; cuerpos extraños que conformarán una topografía cuyas lecturas sólo cabe hacerlas con ojos de voyeur.

El espacio, como si de la escena de un crimen se tratara, queda acotado, focalizado (abierto y cerrado) por una apertura, por unas incisiones que permiten lecturas perspectivadas, cuasifragmetarias, singularizadas, y, a la vez, miradas globosas sobre cuerpos a modo de amasijo.

Miradas como huellas posibles en su individuación; masa global que bulle. ¿Qué constituye a qué? ¿Qué dota de sentido? ¿De qué modo? La acción abarca sin totalizar: en su efectuarse, hace corresponder, absorbe sin agotar a observador y observado. No se sitúa entre ellos: los hace circular y ser tales.

Fidel Darias.

 

Y prometemos no defraudaros …

 

Anuncios