Como moscas en el agua

Cuando la diosa Etain es transformada en un charco de agua por la primera esposa del dios Mider, que está celosa y de este charco nace, poco tiempo después, un gusano, que se convierte en una magnífica mosca, los dioses Mider y después Oengus, la recogen y protegen: «y ese gusano en seguida se convirtió en una mosca-púrpura. Era del tamaño de la cabeza de un hombre, y era la más hermosa que hubo en el mundo. El son de su voz y el zumbido de sus alas era más dulce que las cornamusas, que las arpas y que los cuernos. Sus ojos brillaban como piedras preciosas en la obscuridad. Su olor y perfume hacían pasar sed y hambre a quien fuera que ella circundara. Las gotitas que lanzaba con sus alas curaban todo mal, toda enfermedad y toda peste a quien ella circundaba. »

Cuando esa mosca y ese charco se hacen uno, se complementan y combinan, logran formar un solo ser. Yo, tu, todos.

Champeaux G. de, Sterckx S. dom, O.S.B., Introduction au monde des symboles, París 1966; trad. cast.:Introducccón al mundo de los símbolos, Juventud. Barcelona.

Matilde Gómez Osuna

Como moscas en el agua  20x30

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s