Matilde Gómez Osuna

Ofelia

Matilde Gómez Osuna  (León,  1966).

Reside en Madrid. Graduada en Bellas Artes por la UMH en 2014. Artista multidisciplinar con amplios conocimientos en el campo de la obra gráfica, fotografía, he investigadora afanosa en la concreción de los proyectos en los que se sumerge. Matilde ha participado en el IV Congreso Internacional Support & Surface en 2012.

Haber sido seleccionada en distintos certámenes le ha proporcionado la posibilidad de exponer a nivel nacional Madrid, Asturias, Alicante… como internacional  Francia, Inglaterra…

Matilde Gómez Osuna ha preparado una pieza especifica para Art&Breakfast titulada:

COMO MOSCAS SOBRE EL AGUA

Traición y castigo

En el reino de los pequeños insectos alados, la unión hace la fuerza. Una mosca sola está indefensa. Al igual que estos insectos nosotros, todos, necesitamos de la unión para hacer fuerza. Es por eso que ante la traición y el castigo por amar nos unimos en comunión para realizar el sacrificio mayor. Entregamos nuestra vida, como Ofelias que no van a vivir en un mundo ajeno, frío y seco; nuestro elemento es el agua, la liquidez, lo que fluye, y por esto decidimos partir.

Como moscas, para algunas culturas símbolo de la solidaridad, zumbando, revoloteando, picando sin cesar, nos multiplicamos sobre nuestra podredumbre y descomposición. Pero en realidad somos como la célebre mosca descrita en la fábula de La Fontaine (Le coche el la mouche) que reclama su salario después de no haber hecho más que imitar a los trabajadores. Reclamamos nuestra propia muerte imitando a nuestro verdugo.

Solo uno de nosotros llegará a ser Étain, mosca púrpura, la más hermosa que hubo en el mundo, las gotitas que lanza con sus alas curan todo mal, toda enfermedad y toda peste. Y su reencarnación se produce en una nueva vida sin que tenga conocimiento de sus vivencias anteriores. Esta vida nueva, que sigue a la putrefacción, se concibe casi siempre como una vida superior o como una vida sublimada.

Cuando flotar y morir se hacen uno, se complementan y combinan, logran formar un solo ser. Yo, tu, todos, flotando muertos sobre el agua pagando tributo a la traición y el castigo por amar.

Cuando esa mosca y ese charco se hacen uno, se complementan y combinan, logran formar un solo ser. Yo, tu, todos, queremos ser esa reencarnación que supera la traición y el castigo por amar.

En cualquier caso siempre estamos panza arriba, COMO MOSCAS SOBRE EL AGUA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s